0

TELETRABAJO

Lic. Luis Javier Zamudio Enciso.  Secretario General del Sindicato de Equidad Laboral Nacional Sección 003 en los Estados de Puebla y Tlaxcala, Miembro de la Confederación de Equidad e Integración Nacional y Miembro de la Academia de Derecho Laboral del ICAEP.

En esta terrible  pandemia mundial en la que estamos sumergidos, las costumbres y hábitos nos  han cambiado y la forma laboral no puede ser la excepción, Por lo que hemos escucha que muchas empresas están implementando un nuevo sistema de trabajo denominado  “home ofice” o “trabajo en Casa”, con la finalidad de no perder fuentes de trabajo y tampoco perdidas de capital,  Como todo nuevo sistema a desarrollar surgen  problemas en los involucrados en CAPITAL-TRABAJO y como consecuencias en la economía familiar.

Cabe destacar que esta forma de trabajo no es nueva en nuestro país, pues nuestra legislación laboral la ha denominado “Trabajo en Casa” y la ha regulado en el capítulo XII de la Ley Federal del Trabajo.

Que dentro de sus últimas reformas publicadas en el Diario Oficial de la Federación diversos decretos que regulan y mejoran las relaciones de trabajo, como lo es el decreto publicado el pasado 11 de enero por el cual se reforma el artículo 311 de la Lay Federal del Trabajo en materia del trabajo en casa adhiriendo el Capítulo XII Bis denominado “TELETRABAJO”.

Derivado de lo anterior y para entender en qué consiste esta forma de desempeñar el trabajo  resulta indispensable mencionar que se considera como TELETRABAJO  a la forma de organización laboral subordinada que consiste en el desempeño de actividades remuneradas, en lugares distintos al establecimiento del patrón, utilizando primordialmente las tecnologías de la información y comunicación para el contacto y mando entre las partes, así mismo es necesario que los servicios se desarrollen en más del cuarenta por ciento del tiempo en el domicilio del trabajador o en el lugar elegido por este, esta forma de trabajo deberá constar por escrito mediante un contrato individual de trabajo en el que además de contar con los requisitos establecidos en la Ley Federal del Trabajo deberá de establecer con mucha precisión lo siguiente:

  1. El equipo e insumos de trabajo (Computadoras, mobiliario, etc.) que proporciona el patrón al trabajador para el desempeño de sus actividades.
  2. Los mecanismos de contacto y supervisión entre las partes, así como la duración y distribución de horarios.
  3. Garantizar a los trabajadores de la modalidad de teletrabajo el total conocimiento de los procedimientos de libertar sindical y negociación colectiva; es de destacar que en las empresas que no cuenten con un Contrato Colectivo de Trabajo deberán incluir en su Reglamento Interior de Trabajo un apartado de teletrabajo.
  4. Garantizar el derecho del trabajador al cambio de reversibilidad a la modalidad presencial, para lo cual el trabajador deberá establecer los procesos y tiempo necesarios para hacer valida su voluntad de retorno a la modalidad presencial.
  5. La forma de garantizar la igualdad laboral con los trabajadores que presten sus servicios de manera presencial (a trabajo igual salario igual).
  6. Regular la forma de utilización de cámaras, videos, micrófonos tanto para la supervisión del teletrabajo de manera extraordinaria, así como durante el desarrollo del trabajo, garantizando en todo momento el derecho a la intimidad tanto del trabajador como del patrón.

 

Como podemos deducir, esta nueva forma de relación laboral trae aparejada ciertas obligaciones tanto a patrones como a los propios trabajadores, las cuales podemos resumir en el siguiente cuadro:

OBLIGACIONES DEL TELETRABAJO
PATRONES TRABAJADORES
Proporcionar, instalar y dar mantenimiento de los equipos necesarios para el desarrollo de la prestación, tales como equipo de cómputo, sillas ergonómicas, impresoras etc. Conservar el buen estado de uso del equipo que reciba por parte del patrón.
Pago de los servicios de telecomunicación (internet) y la parte proporcional de electricidad. Informar oportunamente de los costos pactados (Internet, energía eléctrica)
Llevar registro de los insumos entregados a los trabajadores de esta modalidad. Atender y utilizar los mecanismos y sistemas operativos para la supervisión de sus actividades.
Preservar información de datos personales de los trabajadores. Atender las políticas y mecanismos de protección de datos utilizados en el desempeño de sus actividades, así como las restricciones de su uso y almacenamiento.
Respetar los derechos de desconexión al término de la jornada laboral. Conducirse con apego a las disposiciones en materia de seguridad y salud en el trabajo, (disposición pendiente por parte de STPS).

 

Es de suma urgencia que las empresas que han desarrollado este sistema de trabajo ahora reconocido por la legislación laboral como Teletrabajo, realicen un análisis del número de empleados que se encuentran en esta hipótesis, ya que el decreto publicado el pasado 11 de enero por el cual se reforma el artículo 311 de la Lay Federal del Trabajo en materia del “TELETRABAJO” entro en vigor el día 12 de enero de la presente anualidad y faculta a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social podrá llevar a cabo visitas de comprobación a las empresas, a través de sus inspectores del trabajo y sancionar a los patrones que no se apeguen al decreto en comento.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *